Valentín Huerta Martínez // Algo del barrio ¡¡¡Más de medio siglo de existencia!!!

imageEste es el tiempo que tiene este barrio, situado entre la Carretera de Canillas, y la calle Nápoles.
El barrio surgió de la union de dos Poblados diferentes: 1º El Poblado de Absorcion de Canillas, habitado por las personas que fueron deshauciadas para construir el Barrio de La Concepción, y algunos tramos de la M-30, en diferentes sitios.
El 2º, El Poblado Dirigido de Canillas,construido por el Ministerio de la Vivienda.Este fué construido en dos fases,1ª Para acceder a una vivienda–si la solicitud habia sido aprobada–habia que aportar una cantidad económica. 2ª La prestacion personal, Lo que suponia hipotecar el descanso,semanal en el trabajo habitual..Ya que los domingos, y festivos, se dedicaban a trabajar en la construccion de las viviendas, que ocuparian a su terminacion,¡¡acceder a una vivienda, era muy duro para los mas necesitados de ella!!.
En la 2ª fase, se suprimió la prestacion personal,–solamente, aportacion económica–.
El barrio,(durante bastante tiempo), careció de muchos equipamientos necesarios.Las calles , y plazas, estaban sin asfaltar,–salvo unas pequeñas aceras delante de las casas– el resto eran tierra y piedras.(esto en los dos Poblados). Cuando llovia, el agua arrastraba tal cantidad de tierra, que las rejillas de las alcantarillas se obstruian, lo que probocaba unas “”” hermosas lagunas”””” en las que los vecinos, podian practicar la natación, o el piragüismo.
Cuando un ama de casa, queria obsequiar a su familia con una paella. tenia que desplazarse,para comprar los ingredientes necesarios, al Mercado de Prosperidad, en la calle Lopez de Hoyos. Esto da idea de la carencia de los equipamientos más necesarios.
Pero afotunadamente,–en el barrio–no todo fueron carencias. Como los que vinimos a vivir en el,eramos matrimonios jovenes…El barrio tenía algo muy valioso.¡¡¡Niños, muchos niños!!!.
Pero, el tiempo pasó muy deprisa.El barrio se equipó y modernizó de lo mas necesario.Pero,al mismo tiempo…aquellos niños, y niñas, crecieron tanto,Que se hicieron adultos,(casí sin darnos cuenta de ello).Y como es ley de vida, se enamoraron, se casaron, y se fueron a vivir (y a dar vida) a otros barrios aun mas lejanos. Este barrio, quedó triste, Le faltaba la alegria que dán los niños, Solo quedabamos en el,–los que cariñosamente–nos dicen la 3ª edad.Y así, pasó mucho tiempo…Pero, en el barrio..¡¡¡otra vez, se vuelve a escuchar,esa música tan maravillosa, que son los gritos, y las risas de los niños!!!. En el barrio,–otra vez–hay muchos matrimonios jovenes,que han devuelto otra vez ¡¡¡La alegria, y la Vida,a los que ya somos viejecitos!!!..
Este es el relato, que con todo cariño hace…

Valentín Huerta (un viejecito que ama,a su barrio)